¿Por qué nos hacemos mecánicos? ¿Mantenemos a punto nuestro propio coche… o en casa del herrero cuchillo de palo? ¿Somos fieles o infieles? ¿Con qué ‘celebritie’ soñamos en secreto? ¿A qué dedicamos el tiempo libre? ¿Qué cantamos en la ducha?

Los profesionales de la reparación y el mantenimiento del automóvil estamos hechos de una pasta diferente. Si quieres descubrir todas las curiosidades qué ocultan nuestros pensamientos más íntimos, nuestros hábitos inconfesables o la apariencia tranquila del día a día haz clic en el botón y descárgate el Estudio #SoyMecánico.

Son objeto de estudio

Hábitos diarios

Somos lo que hacemos. Dicen que dijo un filósofo. Si esa afirmación es cierta, hay que concluir que cada profesional del taller… es de su padre y de su madre. Interpretar las grandezas y limitaciones de mecánicos y carroceros a través de sus hábitos diarios es un ejercicio la mar de sugerente. Vamos, que como ocurre con el resto de ciudadanos, cada cual tiene lo suyo. Aunque la mayoría, ojo, son personas a la que uno confiaría el cuidado de sus niños. ¡Son buena gente!

Gustos y preferencias

Sobre gustos no hay nada escrito. Y para demostrarlo… se hicieron los mecánicos y carroceros. ¡Qué diversidad de pareceres! Si es que no hay dos iguales. Eso sí, todos tienen un común denominador: son personas dinámicas, sociales, que gustan de vivir la vida, de sus pequeños y grandes placeres… y se identifican con lo mejor de la sociedad.

Ocio y tiempo libre

¿En qué emplean los mecánicos y carroceros su tiempo de descanso y recreo? Por supuesto que llevan el coche a lavar los domingos, como hacemos el resto. Pero sus horas de descanso y días de asueto dan mucho más de sí, van mucho más allá del automóvil. ¡Son personas deliciosamente normales! Enganchadas al deporte, cuando quieren decir fútbol, como los demás. Pero que saben cómo darse un buen homenaje, lo mismo delante de la tele que con unas vacaciones en el lugar paradisíaco que en cada momento se puedan permitir.

Trabajo en el taller

Los niños españoles todavía quieren ser mecánicos de mayores. Lo dicen muchos estudios año tras año, desde hace muchos. Por algo será. Las respuestas de los profesionales en activo a #SoyMecánico demuestran que el niño que llevan dentro mecánicos y carroceros disfruta mucho con su trabajo. Y no sólo porque desde pequeñitos gustaran de montar y desmontar cosas, sino por que son también plenamente conscientes de su aportación a la sociedad en términos, por ejemplo, de seguridad vial. Aunque, como demuestra este estudio, también en la custodia de buen gusto en materia musical. ¿O acaso eres de los que piensa que es lo mismo reparar un vehículo escuchando un cuarteto de música clásica que con los Rolling a volumen brutal?

Aspectos inconfesables

¿Quién no tiene secretos? Realidades o fantasías que no podemos compartir sin cierto sonrojo. ¡Los profesionales que te reparan el coche también! ¿Qué suerte de aspectos inconfesables conforman al ser humano mecánico o carrocero especialista en poner tu coche a punto? ¡Te lo contamos todo!

Share This